lunes, 28 de abril de 2014

Salidas de calidad

Quedamos en la rotonda para un entreno de esos que te dejan ko, aparece Peter que nos acompañará hasta Avinyonet, vamos Juan y yo, con el objetivo de acumular desnivel. Juan ya lleva casi 40 km cuando aparece.

  
Dos superclase 
 
La subida a Begues a ritmo, queda mucha salida para andar quemando cartuchos a estas alturas. Se notan las veces que lo llevo subido este año, por que "casi" ni sufro. Peter decide seguir un poco más con nosotros y nos marca un ritmo vivo.
A partir de Avinyonet, el trío pasa a ser un dueto y afrontamos la subida a los Cassots, desde la N340 son apenas un par de kilómetros tendidos que nos dejan en la capital del cava, Sant Sadurní. 

 
 Homenaje al cava

Juan que lleva una paliza ya importante en las piernas, propone parada para comer algo y pensando en todo lo que nos resta, damos cuenta de un bocata en un bar.

  
Esto sí es gasolina
 
El tramo hasta Martorell es bastante favorable, camino de Olesa, Juan me comunica que se dará la vuelta, mejor eso que continuar sufriendo, aunque le queda la vuelta.

 
Las autofotos contra el aburrimiento
 
Viento a favor por la C55, aquí siempre está soplando, al regresar será peor, pero decido no preocuparme. Todavía no he llegado arriba y ya pienso en volver. 

  
Sant Benet, desafiante desde el inicio
 
Empiezo la subida a las 13:15, con el sol arriba del todo. La soledad me acompañará solo perturbada por los autocares llenos de turistas. El piñón de 25 echa humo, no tengo más y ya van casi un centenar de kilómetros recorridos.
Paso la barrera y el trozo del parking es un muro que atravieso a base de riñones. Llegando arriba, pongo una vela y paro a comer.

¿¿¿Menú del día??? Pues vaya
 
Un peregrino que va en bici, me pide que le saque un par de fotos, ¡Buen Camino, compañero!  Después de la bajada, lo que imaginaba, viento de cara hasta casa. Las fuerzas van justas, creo que más por el aire que por cansancio. 


 Arquitectura singular en Martorell

Domingo, el grueso de la grupeta y no me estoy refiriendo a nadie en particular, jejeje están recuperando fuerzas por que ayer fueron a la Maratón de los Monegros y no tenían muchas piernas, así que salida en solitario. Voy con la luz encendida, anticipando las pruebas breveteras.









 
 Pedaleando hacia la luz

 En Gavá, cojo a media docena de Rat Penats, van a Montserrat y no me apetece repetir la ruta, además en cuanto empiecen a subir me van a dejar más solo que la una, así que decido seguir con el plan inicial.



Buenas ruedas a seguir para ponerte fuerte

La idea brillante del día, subir Ordal dos veces. La primera subida bien, en solitario, no sé si son los horarios pero siempre pillo a las grupetas de cara. A nadie le puedo coger rueda.

Aquí estamos 

La subida al Pla del Pelag, me regala un par de repechos que no recordaba de esos que pican un poquito. Desde las Casetes d'en Julià, inicio otra subida, esta vez unos cuantos ciclistas como cebo, me hacen subir más rápido que la primera vez.
 

 Las montañas de nubes no hay que subirlas por suerte.

Avinyonet y Begues se convierten en un tramo ya casi tan familiar como el pasillo de casa y se convierten en un tramo sin sorpresas, donde ya sabes que desarrollos llevar para ir rápido y no ahogarte.

Mayo ya está aquí y con él llegan las brevets. Seguiremos informando...

miércoles, 23 de abril de 2014

Salió cara la foto (II) Muuuuuy cara

Pues entre pitos y flautas, pasan los días y aquí no escribe nadie, bueno, no echaremos balones fuera. Soy yo el que no escribo.
Entre otras cosas, ha aparecido una nueva máquina de tortura para usar encima de la otra. Se llama STRAVA y seguro que muchos de vosotros la usais en vuestras salidas, es como un pequeño diablo instalado en tu teléfono que te va diciendo "No aflojes, no aflojes que le daras cera a XXX" y ahí vas tú solo dándolo todo como un poseso.


A punto de iniciar una nueva sesión de tortura

¿Por que digo que me salió cara la foto?

 Por esto

 Tirante trasero derecho

Listo para ir a remendar
 Todo esto se queda esperando al cuadro

En quince días, reparado, ya os contaré que tal.
Mientras no me di cuenta, salía con ella arriba y abajo. No sé si he pecado de prudente, pero prefiero pensar que no, el carbono es muy resistente pero frágil a la vez.


 Subiendo el Ordal como nunca

 El primer Ordal del año

En vistas a la Luchon Bayona, estoy subiendo Begues como final de entreno. Esta vez fue después del Ordal.

http://4.bp.blogspot.com/-6o71XiO_QXI/UEbbhAoic4I/AAAAAAAABmM/azS538doaWA/s1600/begues+altimetr%C3%ADa.jpg
Begues desde Gavá. Cortesía del AC Montjuic

 La primera

 Con un par
 A la tercera para casa

Como no me queda más remedio, la Btwin se ha convertido en la bici randonneur y esta tarde ha pasado por mis manos.Ya va a quedar así para afrontar las Brevets

 La luz

 La dinamo

 Los frenos, pastillas y cubiertas

Los cubremanetas "Ferrari style"

He sustituido los puentes Chorus por los 105 y he ganado potencia de frenada. Los puristas podeis fustigarme por mezclar Shimano y Campagnolo, pero cuando hay que parar, intentas parar lo antes posible.

jueves, 10 de abril de 2014

La ocasión la pintan calva

A veces la ocasión la pintan calva. Eso he pensado mientras le daba vueltas al tema de esta entrada y es que ya se puede uno inscribir en la BPB. Con estos tiempos que corren y viendo que no se decía nada pensé que este proyecto no vería su quinta edición.
Me equivoqué. Algo que de un tiempo a esta parte me sucede con cierta frecuencia. Los nervios se han instalado en mi estómago. Las dudas en mi cabeza. La preparación de este año es bastante irregular. Semanas de 300/400 km alternan con semanas en blanco. Me espera un mesecito de mayo intenso. Las brevets de 300 y 400 con una semana de intervalo. Recuperar quince días y a por la BPB, el año que viene es la París Brest y no quiero dejar pasar el tren otra vez.
Volviendo a la realidad, este sábado salimos por la zona de la Senia. Vendaval y subida a un par de puertos, el Coll de Fredes y el de Castell de Cabres, en una curva casi se me lleva el aire, que ilusión, como si yo fuera una pluma. Fuera bromas, cuando una ráfaga de viento te tira de la bici, es que sopla con ganas.
Esta semana, por motivos personales, no llevo ni un kilómetro y las brevets te acostumbran a no perdonar y ponerte en el sitio...
Y unas fotillos de la salida que nunca vienen mal. 


 Las nubes volaban bajas

 Pelotón agrupado
 Radiografía de un ataque. Quique cogiendo posiciones

 Clac, clac, dos coronas y de pie

 Palo en toda regla

 Foto de grupo, el guapo nunca sale

 Pantano de Ulldecona