miércoles, 25 de abril de 2012

Brevetero mode off

Normalmente, no suelo contar cosas que salgan de lo que es el ciclismo para mí y los míos. Salidas, rutas, entrenos, almuerzos, materiales...
Pero esta vez es diferente. Un familiar, tiene que someterse a una intervención y luego precisará de mis atenciones como "enfermero", no sabe donde se ha metido, jejeje.
Así que la temporada brevetera ha tocado a su fin. A partir de ahora mi prioridad es que se recupere lo antes posible. Conforme vayamos viendo como evoluciona la cosa, igual os cruzais algún día con una bola enfundada en lycra montada en bicicleta. En el bolsillo de atrás del maillot, en lugar de barritas, llevaré una libreta para ir apuntando los que no tengan piedad de mí, por que como dijo Patton, "volveré"
 
 
El día de Sant Jordi, salí a rodar intentando tener la cabeza en otro sitio y a la altura del Parc del Garraf, me encontré con un par de fieras que antes de la Maladona ya me habían dado lo mío y lo de alguno más. Por suerte me encontré con Miguel que después de la marcha de btt de Sitges había salido a rodar, sino otro que ni lo huelo.
 
La previa a la batalla


En las Costas, pasamos a un veterano que seguro habéis visto más de un día, lleva un triángulo de esos de avería, lo que tenemos que hacer algunos para practicar nuestro deporte...

 Miguel esperando y el del triángulo.

Los calcetines recuperadores, otra marca al sol

Desde Sitges, fuimos hasta Cubelles y vuelta. Miguel se quedó en Sitges y yo continué ya en solitario.

martes, 17 de abril de 2012

Una mala costumbre

14 de abril, Manresa

Preparándonos para el brevet de 300

 No quería salir



Los superhéroes del día

Empieza el día y hemos de decir que no empezamos muy finos, por que no llevábamos ni 20 km y Peter pinchó. Paramos a cambiar la cámara, ya perdimos un grupo y la suerte es que hoy éramos 5  así que entre unos y otros volvimos a contactar con algunos de los de delante.En el primer control nos liamos un poco y tuvimos que deshacer el camino un par de km, pero al menos eran de bajada.
Sellamos y tocaba subida hasta la Llacuna, allí la carretera giraba 90º y alguno de los de delante se dejó la puerta abierta por que nos soplaba un aire de cara tremendo.





Llegamos al 2º control, allí parada en la gasolinera, picoteamos algo sellamos y ya veíamos que algo no rodaba bien, el viento fuerte y el día cada vez más oscuro no invitaba a nada, casi ni hablábamos.
 
 Nos vamos

 Sí, tú también

En l'Espluga, Manolo decide retirarse. Llevaba unos kms que no iba fino, pero en estas pruebas tan largas, estás bien, mal, bien... hay tiempo para todo.
La noticia me deja chafado. Paramos en la gasolinera, el resto me deja a mí la responsabilidad. Seguir o dejarlo todo.
 ¿Qué hacemos?

 la que se avecina

La mala costumbre, decido abandonar. Estamos cerca de Montblanc y allí me suena que hay Renfe.  Si nos vamos "pa lo negro" nos quedan 180 km, de momento el coll d'Abarca con casi 20 km de subida y luego la escapatoria si se sigue complicando el día no es tan fácil.
Después de una hora en la estación, iniciamos la "brevet ferroviaria" Entre otras cosas, en Cunit hubo un atropello, con lo que nos obligaron a cambiar de tren. Por no alargar más la cosa, os diré que en 6 horas 6 nos plantamos en Manresa.

 Hay tiempo para todo

Entregamos nuestros carnets en el club Bonavista y nos dimos el mismo homenaje que si nos hubiéramos hecho los 300, no habíamos comido nada más que barritas y potingues y eran casi las 7 de la tarde. Por poco le mordemos la mano a la camarera.

A partir de aquí sobran las palabras. Durante un rato el silencio fue nuestro aliado.





Y hasta aquí la crónica de la no brevet de 300km

lunes, 9 de abril de 2012

En abril, aguas mil

Después de felicitarme por la originalidad del título de la entrada, podéis seguir leyendo si queréis.
Pero la verdad es esa, empezó el mes y coincidiendo con la semana Santa que cada vez tiene menos de fe y más de vacaciones encubiertas.

Jueves
La cosa no estaba muy clara, así que con Jaume y Pedro, decidimos llanear cerca de casa, rodeando el aeropuerto por si empezaba a llover

Este color es de lluvia


 
 A pesar de eso, la temperatura agradable invita a rodar de corto.


Por el carril bici del Prat, relax total

Volviendo por la autovía, empezo a chispear y al momento, nos empezó a jarrear de tal manera que a pesar de estar cerca de casa, decidimos parar a desayunar y esperar que aflojara un poco.

 A refugio


El viernes con el miedo a volvernos a remojar, salimos con ganas de hacer km.
A partir de Canyelles, una niebla espesa me hizo temer que la cosa terminaba ahí. Camino de Guardiola de Font Rubí, claros y nubes.



Sol, solet...

Se arregla el dia

La subida a la Llacuna se hace laaaarga larga, no es muy dura, pero tampoco afloja y el no recordarla te supone un extra de dureza añadido, cada curva piensas que es la última.

Saliendo de Barcelona

Tomamos el desvió a Pontons y desde allí a Pla de Manlleu, donde echamos pie a tierra y  me tengo que poner serio para que se bajen de los columpios. Sólo lo consigo con la promesa de un desayuno en un bar cercano.

Niños que nos vamos!!!

La cuadra con las monturas

Desde allí, subida a les Ventoses y vuelta por el Pantano. Aquí solete y calorcillo, aunque íbamos de cabeza a una nube de algodón de azúcar. En las Costas, impongo un ritmo brevetero y al final me ataca hasta el gato, si lo llego a saber les aprieto, jejeje.
Al final casi 160 km de ciclismo y "germanor"

Hacia el fin del mundo

El domingo como la salida del club no puntuaba, 75 km de soltar piernas con algún fogonazo que otro. Esta semana toca calma y cargar baterías, el brevet de 300 km asoma por el horizonte...

lunes, 2 de abril de 2012

Guerra de Titanes II El desenlace

Después de una primera parte en la que se pudo ver a dos "titanes del pedal" en acción y ante la avalancha de peticiones, pasamos a emitir la 2ª parte del vídeo.
Como veis el que está más fuerte es Javi que nos sigue, graba con una mano y aún le queda aire para comentar la jugada.

video



Ya estamos en abril, el brevet de 300 en dos semanas, así que nos vamos a dejar de molernos a palos en cualquier repecho y a poner un poco de cordura en nuestras salidas.
Termina marzo con más de 1000 km, brevet 200 incluida, así que esto pinta bien.